domingo, 9 de julio de 2017


EL QUIJOTE O LA FRUSTRACIÓN DEL HOMBRE

Sobre la obra de Cervantes El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, generalmente se enseña muy poco en las cátedras de literatura. Los programas de Educación Media, hasta donde los conocí, se centraban en la famosa crítica a las novelas de caballerías, tan leídas para ese entonces; se insiste en el curioso contagio de estructuras o Sanchización del Quijote y Quijotización de Sancho. A mi particularmente, me gustaba hacer preguntas para inducir a los estudiantes hacia la reflexión, la crítica y el debate como por ejemplo, ¿Es Don Quijote es un cuerdo loco o un loco cuerdo? Fue una experiencia hermosa. Pero los tiempos han cambiado y hoy debería apoyarse al alumno para que realice la lectura de la obra cervantina orientada hacia el disfrute y la reflexión si, pero también, hacia la búsqueda de información sobre otros fantasmas que han permanecido dentro y fuera de la obra durante más de cuatrocientos años como el hambre, el abuso de poder y la ignorancia entre otros, temas que al analizarlos, compararlos y reflexionarlos, le permitirán comprender el presente.
Lo cierto es que el escritor español fue el creador de la novela moderna y así se define en sus novelas ejemplares “…soy el primero que ha novelado en lengua castellana; que las muchas que en ella andan impresas todas son traducidas de lenguas extranjeras, y éstas son mías propias, no imitadas ni hurtadas: mi ingenio las engendró…” y sin proponérselo, creó un nuevo arte de narrar. Pero en el fondo, su obra expresa un sentimiento de frustración personal frente a lo que fue, lo que es y lo que hubiera querido ser como persona, junto con la crítica profunda que hace a la justicia y a las instituciones de la época. El contexto histórico que motivó “Don Quijote de la Mancha”, es aquél donde transcurrió su vida, el mismo que el caballero de la Triste Figura intenta cambiar. La novela El Quijote posee toda la fuerza que la caracteriza como una novela de carácter político y social, nacida en las raíces de su inconformidad frente a la época y en consecuencia, como señala Marabal (1948) la obra está impregnada de un sentido reformador y el anhelo por una vida mejor. De esta correspondencia entre la obra y la historia española, también se desprende (Bataillón, 1950), una secreta lección de libertad y de humanismo.
En la España eminentemente agrícola, de la última década del siglo XVI y primera del XVII, los trabajadores de la tierra, permanecían acosados por los impuestos reales, eclesiásticos y nobiliarios, situación ésta que conducía a la población a una vida miserable. Los campesinos dependían de los usureros para cubrir sus necesidades, cumplir con los impuestos y no perder sus tierras y al verse impedidos para ello, la mayoría terminaba sus días en la cárcel. De este contexto, la iglesia y la nobleza sacaban provecho. Tenían un gran negocio: el reparto de las tierras y propiedades del campesino, constituidas en mayorazgos y otros dominios señoriales, eclesiásticos o civiles, en buena parte ociosas. Frente a esta realidad del campo y los ociosos, las Cortes presentaron sus denuncias al Rey pero jamás fueron escuchadas.
Esta situación y la experiencia personal de Cervantes, se convierten en su mejor fuente de inspiración y expresión de una profunda preocupación por la justicia como principio de equidad y como institución represiva. Evidencias de la afirmación anterior, las palabras que Cervantes coloca en boca de Sancho para criticar la mala costumbre de fundar mayorazgos: “Yo he oído decir que hay hombres en el mundo que toman en arrendamiento los estados de los señores, y les dan un tanto cada año, y ellos se tienen cuidado del gobierno, y el señor se está a pierna tendida, gozando de la renta que le dan, sin curarse de otra cosa”. La indiferencia del rey ante las denuncias de los procuradores y las palabras de su escudero, llevan al autor a colocar a Sancho, a un campesino ignorante, como gobernador de la Ínsula Barataria en la segunda parte de su novela. Además, al nombrarlo gobernador, le impone los siguientes deberes: “…limpiar esta ínsula de todo género de inmundicia y de gente vagabunda, holgazana y mal entretenida; porque quiero que sepáis, amigos, que la gente baldía y perezosa es en la república lo mesmo que los zánganos en las colmenas, que se comen la miel que las trabajadoras abejas hacen. Pienso favorecer a los labradores”.
Cervantes también criticó otros aspectos de su época, como el desempleo, el alto costo de la vida y el hambre. La vida de la época era tan difícil, que la gente moría “más de hambre que de peste”. El padre de Cervantes estuvo preso dos veces por solicitar dinero prestado y no saldar sus deudas. El mismo autor se vio impulsado por la necesidad a tomar dinero de las recaudaciones de impuestos mientras le llegaban sus quincenas y al no poderlo restituir, tuvo que ir a la cárcel, donde inició el Quijote. Y es que en ese entonces, el pan escaseaba en los mercados y cuando se encontraba, su costo era tan alto que ni los trabajadores de las cortes podían obtenerlo. El desempleo y el hambre hacían a la gente delinquir. Los hombres se alistaban a la guerra por necesidad y no por gloria. Sancho decide salir de nuevo con el loco Alonso Quijano porque: “…lo quiere la necesidad” y la falta de empleo”. En la segunda parte del Quijote, indica los motivos que obligan al soldado a la guerra: “ A la guerra me lleva mi necesidad; si tuviera dineros, no fuera, en verdad!
Cervantes no callaba y alertaba al gobierno a través de sus personajes. Don Quijote, en una carta enviada al gobernador Sancho panza, hace la siguiente recomendación: “Para ganar la voluntad del pueblo que gobiernas, entre otras, has de hacer dos cosas: la una, ser bien criado con todos…; y la otra, procurar la abundancia de los mantenimientos, que no hay otra cosa que más fatigue el corazón de los pobres que el hambre y la carestía”. Sancho, como buen político, ordenó inmediatamente la eliminación de los intermediarios en las negociaciones y reguló los precios del calzado por considerar que estos últimos, tenían mucho uso. Tampoco se queda allí, y aborda en su obra temas como los problemas salariales y los derechos humanos.
Con el Quijote abre paso por primera vez, a lo que Vilar (1964) denomina “la reivindicación económica en la literatura”. Después de una larga conversación con Don Quijote Sancho le dice: “A mi parecer, con dos reales más que vuesa merced añadiese cada mes, me tendría por bien pagado. Esto en cuanto al salario de mi trabajo” y cuando en la I parte del Quijote adelanta; “…se nos han de remunerar a cada cual según sus méritos.” La frustración del autor frente a toda una vida y una época, lo obliga a vaciar sus reminiscencias personales para reflejar ese acontecer social, político y religioso en un medio donde abundaron los seudónimos, porque las palabras del hombre culto y sensible frente a las injusticias de su tiempo podían llevarlo a la hoguera. La Iglesia imponía la censura y mantenía una vigilancia permanente sobre los intelectuales. Para no tentar a la inquisición y lograr sus propósitos, Cervantes acude al Ideal Caballeresco, cuyos principios, contemplados en las Siete Partidas apuntaban al sometimiento a la autoridad del rey, representante de Dios en la tierra, el reconocimiento y defensa del estatus quo. Claro, para la Iglesia, la sociedad española era perfecta y obra de Dios.
En el enfoque cristiano de la época, el ser humano venía a la vida a cumplir una misión, un papel como en las obras de teatro. Los escritores estaban en la obligación de aceptar esta realidad y dedicarse a distraer y deleitar al público a fin de mantener sus conciencias silentes. Quien actuara de manera contraria, ofendía a Dios y era perseguido por la Inquisición. Frente a esta posición, Cervantes levanta su voz. No acepta la sumisión ni la resignación como disciplina de vida ni como imposición al escritor. Considera que el dogma católico es contrario a la justicia y a la equidad en este mundo.
Con esta actitud, según Olmos (1970), Cervantes niega la existencia de Dios como justicia distributiva y exige al escritor inconforme, la obligación de defenderla y hacer que su obra vele por el respeto a los derechos humanos, adquiridos por el hecho de ser hombre, y los méritos contraídos en función de lo que aporta a la comunidad: “Es el fin y paradero de las letras humanas poner en su punto la justicia distributiva y dar a cada uno lo que es suyo: entender y hacer que las buenas leyes se guarden”. Tampoco acepta la predestinación divina como orden de vida, de allí que su inconformidad con la iglesia, lo lleva a afirmar: “La santidad consiste en la caridad, la humildad, fe, obediencia y pobreza; pero con todo eso digo que ha de tener mucho de Dios el que viniere a contentarse con ser pobre”. Cervantes vivió y murió pobre. El oficio de escritor lo hizo rico después de su muerte.
Al tomar la realidad como motivo para su obra, Cervantes abre las puertas al sentido social y utilitario de la literatura. Señala reglas para el oficio de escritor: sacar a la luz la verdad a fin de llamar la atención de los gobernantes y concienciar al colectivo. El artista debe leer y leerse en la sociedad donde le corresponde vivir. No debe, atentar contra la verdad histórica ni distraer al público de los problemas de la vida. Por estas razones, la familia de Alonso Quijano organiza su biblioteca y condena a la hoguera algunos libros de caballería perjudiciales para el pueblo porque –como dice la sobrina al barbero: “… bien merecen ser abrasados, como si fuesen herejes (…) todos ellos son falsos, mentirosos, dañadores e inútiles para la república”. Considera al escritor un maestro.
El producto de su trabajo es el libro y su propósito debe ser enseñar antes que deleitar porque éste, es imposible sin el primero. Considera al libro como la estrategia que le permite al que escribe, orientar y ayudar al hombre a actuar sobre su realidad y transformarla. Pero, para enseñar, todo maestro necesita convencer, razonar con ejemplos claros que sean entendidos por todos. De manera que no bastan las notas y los textos sagrados para alcanzar este propósito, porque: “a los moros no se les puede dar a entender el error de su secta con las acotaciones de la Santa Escritura, ni con razones que consistan en especulación del entendimiento, ni que vayan fundadas en artículos de fe, sino que les han de traer ejemplos palpables, fáciles, inteligibles, demostrativos, indubitables, con demostraciones matemáticas que no se pueden negar”. A manera de ejemplo, señala: “Si de dos partes iguales quitamos partes iguales, las que quedan, también son iguales”. Preso en la cárcel de Sevilla, en 1606 concibe al Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, donde el héroe (Don Quijote) no es precisamente un caballero feudal al estilo feudal; es según Olmos (1970) “un caballero actual idealizado en el interior de una sociedad sin ideales, arbitraria, de una realidad detestable”, que representa una burla de los héroes de la literatura caballeresca, de los caballeros de su época y la sociedad feudal. La pelea de Don Quijote no es contra moros y judíos sino contra la injusticia y el mal funcionamiento de las instituciones.
La locura del héroe y la necedad de Sancho, son sólo pretextos literarios para evadir la censura y dar rienda suelta a su frustración frente a un mundo que pudo haber sido mejor para él y para su pueblo. Don Quijote es la inconformidad de Cervantes frente a las visiones de mundo de la ortodoxia católica y una eterna denuncia contra la violencia en todas sus formas. En sus capítulos se evidencia el enfrentamiento del escritor con las instituciones de poder: la inquisición, por ser la iglesia española el pilar fundamental del régimen feudal y el Santo Oficio, el instrumento de represión más eficaz de ese orden.
En Alonso Quijano y Don quijote se concentran todos los antagonismos que se mueven en el mundo interno del ser humano, cuyas aspiraciones marchan hacia el encuentro con un estado social más justo, donde la imposición se convierta en voluntad, el egoísmo en caridad, al frente de hombres sanos de mente y cuerpo, para quienes la ley fuese su espada, las tierras su fuerza y la práctica de vida, su propia y personalísima voluntad. Si continuamos buscando razones y evidencias en El Quijote, nos sorprendería la presencia de muchos otros elementos que se mantienen allí como fantasmas, afectando al hombre, a la sociedad, a las instituciones y al poder como fenómenos nada nuevos en la historia del mundo actual.

Enero, 2005

Porque medito las huellas




Porque medito las huellas
Presiento tus palabras de hereje consumido transitar sobre irredentas hojas
Inmaculados pliegues de escindida vida. Dúctil armazón. Inasible recuerdo
Las veo venir horadando versos, inicuamente, transidas de amor
Hasta arrumarse quietas en feérico festín de impronta juvenil

Porque persigo tus pasos sobre la arena
Suelo encontrar los sueños entre perdidas voces y estrellas
abanicando cielos concibiendo raigambres y pupilas enrevesadas
salvia eternidad expansión breve. Subterfugio de longevos poetas

Entre las húmedas hojas se maceran los versos y germinan copiosas
Impredecibles palabras, asediadas olas, inmensidad sostenida
y la evidencia extraviada entre cristales alados, sin estrofas ni fragmentos
hacen pira en silencio sobre mi sienes mis ojos mientras la voz enmudece
y cargada de nubes desaparece… en las sombras


viernes, 7 de julio de 2017

“UN VIAJE A LA INDIA“


“Esas montañas constituyen la arquitectura de las preguntas y las respuestas.” Forster.

“UN VIAJE A LA INDIA“

Edward Morgan Forster (1879-1970) ocupó lugar destacado entre los novelistas del siglo XX con “un viaje a la India“o “Pasaje a la India” (1924), novela donde nos plantea una profunda reflexión sobre la esencia espiritual del ser humano. Esta obra se proyecta como un documento histórico, una exposición filosófica y religiosa, y desde luego, una gran obra de arte, complicada y misteriosa.
En esta novela se relatan las experiencias de dos turistas inglesas, durante su viaje a la India; Mrs. Moore, madre del magistrado de la ciudad de Chandrapore y Adela Quested su prometida, quien va a visitar a su futuro marido y a comprobar cómo será su vida en el país colonizado en caso que decida casarse con él.
Las turistas se muestran interesadas en conocer la India y sus habitantes, pero pronto se encuentran involucradas en una situación difícil producto del racismo y la superioridad de la clase inglesa, recluida en sus clubs y en un clasismo con sus maneras despectivas y crueles hacia los nativos. Por intermedio del profesor Fielding, un humanista liberal ajeno a los convencionalismos, conocen a Aziz, un joven musulmán, médico, ingenuo y bondadoso, que prodiga mucho amor hacia los demás. Fielding, es un personaje-bisagra, -gran hallazgo de Forster-, que facilita el encuentro de las dos civilizaciones, la oriental y la occidental.
Aziz, por agradecimiento al interés manifiesto por las dos inglesas hacia su país, las invita a una excursión a las Cuevas de Marabar, cerca de Chandrapore, una especie de laberinto oscuro donde existe un eco impresionante que perturba a quienes las visitan por primera vez; único lugar interesante en la pequeña población. Durante el paseo, ocurre algo extraño. Por razones diversas, algunos de los invitados deciden quedarse en un campamento cercano mientas Aziz, su criado y Adela avanzan hacia las cuevas. Según los habitantes de la India, quien entraba a estas cuevas sufría transformaciones internas y en consecuencia, jamás salía de ellas igual a como entró, su oscuridad, parecida al vacío, convertía cualquier ruido, movimiento o palabra, en un eco que se hacía sentir en las profundidades del ser como un llamado a despertar de una realidad no revelada al exterior. Mientras Adela entra a las cuevas acompañada de Aziz, experimenta el despertar de su realidad interna, llena de temores teme enfrentar los pensamientos que le invaden frente a la imagen del musulmán, cuyos grandes ojos negros le asustan en la oscuridad y los ecos, hechos palabras ciertas, le repiten lo que sus alma toda le demanda: "No estás enamorada de tu futuro marido, no sabes lo que es el amor ni lo sabrás nunca y quieres sentirlo". De repente, Adela siente como si la muerte viene a ella, comprende que su vida futura con su prometido, no tiene sentido. Huye de la cueva y ahogada por una fuerte crisis de asma, se desmaya. Al despertar, en lugar de reconocer la experiencia vivida, denuncia que Aziz intentó abusar de ella.
A partir de entonces, se emprende una batalla contra el joven musulmán y su raza donde el colonialismo se expresa como una brutal máquina destructora. Los ingleses tratan de castigar la osadía de los indios a través de Aziz; la comunidad nativa asume estas acciones como una expresión más del desprecio de los ingleses y se preparan para defenderse como si de una batalla se tratara. De esta manera, se inicia una brutal confrontación entre las dos civilizaciones, dos culturas. En esta parte de la novela, pareciera encontrarnos frente a un relato político donde destacan los opresores, los oprimidos y un escritor que se coloca del lado de las víctimas. Sin embargo, para muchos críticos literarios –y así lo comparto- esta novela es mucho más que la simple narración de un enfrentamiento de culturas: la exposición de esas mismas culturas, dentro de una historia complicada e indignante, construida quizás, con el propósito de reconciliar las opuestas fuerzas de la razón y el misterio, armonizar la trágica antítesis del hombre.
De allí que la novela se estructure en tres partes básicas: la Mezquita, las Cuevas y el Templo. Cada una de ellas se corresponderá a una manera diferente de comprender la vida real y la espiritualidad. En este contexto, lleno de simbologías, nos encontramos con la Mezquita y Aziz representando al Islam, la naturaleza emocional y la entrega incondicional. En el Templo, donde se rinde culto a Shri Krishna, predomina el amor y la integración del ser con el universo, encarnados por Narayan Godbole, un personaje misterioso, un hindú filosófico, tranquilo e imperturbable, en el que pareciera manifestarse misterio y religión; y finalmente, las Cuevas, con su secreta llamada hacia lo insondable, opuestas a la mentalidad racional y jerárquica de los cristianos occidentales.
Las Cuevas se levantan como un personaje más, hermético e inexplicable; un espejo de nuestro mundo interior. El eco que suele escucharse en su interior, la voz de nuestras propias conciencias: si estamos vacios, resonará en vacío en nuestro interior y podría representar la ausencia de Dios en nosotros, el lugar donde no accederá religión alguna; o simplemente, la presencia del mal. Aquello que la protagonista escucha desde el interior de las cuevas no es un eco normal sino la voz de su propio yo, la conciencia. Por esta razón, de una manera muy sutil, Forster refiere que durante el proceso judicial contra Aziz - presunto violador- el eco se mantiene vivo en el mundo interior de Adela, y sólo cuando se aclara la terrible situación, el eco calla.

domingo, 2 de julio de 2017

LA CARTA QUE CONMOVIÓ AL MUNDO



Carta a Walter Martinez
Corresponsal de guerra Moderador del Programa DOSSIER
De: Nelson Rangel
Saludos Don Walter, mis respetos y admiración... Excelente!... esto me hace reflexionar mas acerca de como tuve que ponerme a investigar muchísimos temas relacionados con lo que esta pasando en mi país Venezuela al dia de hoy, 16/06/17 mi país se encuentra sitiado por bases militares de EEUU, no entendía nada, estaba muy confundido con las noticias que veía en la tele, en la prensa, la radio y ni hablar de las redes sociales en donde nos venden la imagen de nuestro presidente Nicolas Maduro, como la de un Tirano, Dictador, Asesino, realmente esto me llevo a investigar porque desde que se inicio el Gobierno Revolucionario con el Comandante Hugo Chavez en el 1998, Venezuela no ha dejado de ser atacada por EEUU, no entendía lo que era una Falsa Bandera ni un Falso Positivo, hoy lo entiendo, gracias a que decidí informarme y vencer las tinieblas y empezar a luchar contra nuestro peor enemigo llamado "Ignorancia"... pareciera que la bendición de Dios de dotar esta tierra con tantos recursos energéticos y minerales se este convirtiendo en una maldición .
Obligado por la situación y el deseo de encontrar la verdad a leer e investigar en lo que va de año, dia a dia, no dejo de sorprenderme con las cosas que he ido descubriendo, empiezan a florecer en mi extraños sentimientos hacia este sistema fascista mentiroso y manipulador, me siento engañado con tantas mentiras de esta mediática internacional que no les importa destruir pueblos a cambio de sus intereses de dominación. No tenia idea de lo que era eso del NOM (Nuevo Orden Mundial) y quienes están de tras de todo esto, mis investigaciones me han llevado a tener que dominar la Historia Mundial, sus guerras, el largo conflicto en el Medio Oriente, y enterarme de como fuimos y seguimos siendo engañados: también nos vendieron la imagen de un Saddam Hussein en Iraq como el carnicero de Bagdad o la imagen de un Ghadafi en Libia , igual el tema de Kuwait y actualmente en Siria, esas invasiones que acabaron con estos países prácticamente y que quieran hacer lo mismo en Venezuela!, luego de investigar realmente lo que sucedió en cada uno de estos países y como vivían antes de estas invasiones y las causas para invadirles, me dan nauseas saber como nos engañaron, nos hicieron creer que ellos eran los malos, pero cuanta frustración, sentimientos encontrados de impotencia y tristeza el saber como estamos siendo guiados o conducidos a nuestro fin... para entender he tenido que estudiar la historia de los Judíos en el mundo, me tope con un Libro llamado "Los Protocolos de los sabios de Sion", La dinastía de los Rotschield, Los Morgan, Los Rockefeller, entre otros judíos, La invasión a Palestina, La creación del estado de Israel, El club Bilderberg, La Organización Mundial de la Salud, La Organización Mundial del Comercio, El Banco Mundial, El Fondo Monetario Internacional, La Reserva Federal, Las siete hermanas petroleras, Las grandes cadenas de televisión, Reuters, CBS, NTN24, CNN, FOX, United Press, Holliwood, etc. Todo en manos del Sionismo,... Dios mio.... y todo lo que me falta, pero, ya se me despejo el panorama y entiendo perfectamente lo que esta pasando actualmente en mi país. Ahh... también investigo la creación del Sr. Gene Sharp y su agenda para derrocar gobiernos, parece poco, pero, imaginen a la mayoría de Venezolanos siendo bombardeados por todos los medios nacionales e internacionales tratando de tumbar un gobierno legítimamente constituido que se ha propuesto defender los recursos y la independencia que tanto sangre le costo a nuestros Libertadores para disfrutar hoy de la patria que tenemos, pero, los sectores de Oposición, abandonaron el camino de la política y tomaron las armas y las calles, cegados por el odio, llaman al presidente dictador, asesino, narcotraficante, destruyen instituciones publicas y privadas, hospitales, escuelas, centros de salud, centros de alimentación, transporte, destruyen la vegetación, No quieren dialogo, No quieren elecciones, No quieren paz, solo piden acabar con la Revolución y con todos sus seguidores, inclusive las personas que conozco que son opositoras al gobierno, ya con toda esta información que manejo, me siento documentado para invitarles al dialogo y al debate y me atacan, el odio es tal que se atreverían a matar con sus manos a todo aquel que sea Revolucionario Chavista, no aceptan ninguna reflexión, les cuento como he salido yo de la oscuridad a través del estudio y la investigación y me dicen que no tienen tiempo para eso,( Su único Objetivo se llama Maduro, antes era Chavez), pero si para ver los noticieros y seguir grupos desestabilizadores a través de las redes sociales donde la guerra es brutal en el manejo de las falsas banderas, matan a personas y dicen que es el gobierno, queman a una persona y culpan a Maduro, de las mas de 80 muertes que ya llevan, todas, se las endosan al gobierno, a pesar de las pruebas y hasta sus propios vídeos donde asesinan y destruyen, se las endosan igual al gobierno, y lo peor de todo es que el mundo les cree sus mentiras y manipulaciones a través de los medios internacionales, No aceptan que estamos enfrentando una guerra económica, boicot, empresarios que esconden alimentos, la inflación desmedida, el ataque contra el estado es brutal, ya ni siquiera respetan a nuestros héroes de la independencia, ni nuestros símbolos patrios, vean como voltean nuestra bandera, queman centros de estudio, ya no saben que mas hacer, cada vez con mas odio siembran el terror.
Uds. se preguntaran y si es así porque el dictador no ha caído?.... lo que no saben es que el pueblo Revolucionario, defiende a muerte los logros alcanzados por esta Revolución que el comandante Chavez nos dejo y que gracias a él el pueblo abrió los ojos, ya el Capitalismo no nos volverá a engañar, no entregaremos nuestro país al Banco Mundial ni al FMI ni a las siete hermanas petroleras que acechan nuestras costas esperando la invasión para sustraer todo nuestro crudo y recursos, que son nuestros, de nuestro pueblo, me disculpan haber escrito tanto, pero, es la única manera de dar a conocer la verdad de lo que pasa en este país llamado Venezuela,.... No les pido que crean lo que digo aquí, solo les invito a no dejarse manipular y a ser Autocriticos, "Solo la Verdad os hará Libres", ... "Un pueblo culto es un Pueblo Libre" .... "Nos dominan mas por Ignorantes que por las armas"... Simón Bolívar....... Gracias.

SOBRE LA APARICIÓN DE LA NOVELA I PARTE.



Los primeros indicios sobre el origen del género novelesco se ubican entre otros, en las obras de autores clásicos griegos y latinos, como: (a) el Satiricón de Petronio Arbiter. Primer relato, tipo novela. Retrato cómico-irónico del deterioro y decadencia de las costumbres y valores sociales en Roma. Mezcla de prosa y verso: (b) el Asno de Oro de Apuleyo. Obra de la decadencia romana. Relata las maravillosas aventuras encantamiento y magia de un hombre que se transforma en asno (Lucio o el asno) durante un viaje por Grecia. Al final, vuelve a su estado natural. El autor intercala pequeños cuento el de Eros y Psique, el más conocido; y (c), Dafne y Cloe, de Longo de Lesbos. Grecia. Relato amoroso tipo pastoril en el cual se narran las aventuras de dos pastores, jóvenes amantes en busca de la felicidad y la unión. Según los críticos e historiadores de la literatura, los relatos de la antigüedad clásica no son novelas aún cuando en ellas se presentan, algunos elementos caracterizadores de este género como el tratamiento del espacio y el tiempo, la creación de los personajes sin un verdadero desarrollo y el uso del diálogo.

En los siglos XIII y XIV aparecieron en Italia y Francia el historia pastoril y la novela caballeresca que tampoco se podrían catalogar como novelas porque aún cuando contienen muchas acciones en una sola página, carecen de caracterización Algunos autores consideran que el origen de la novela se ubica en la época medieval con los libros de caballerías; y otros, en los relatos picarescos, moriscos y pastoriles de siglo de oro. Destaca dentro de estos, la picaresca por su realismo y complejidad, en todos los elementos que la integran.

A partir del año 1600, por primera vez, alguien comienza a hacerse preguntas sobre su existencia y propósitos en la vida y con cuyas respuestas, aparece por primera vez, un género a través del cual se va a expresar el tema sobre la inseguridad del hombre. Treinta años después, aparece Descartes con su “Cogito ergo Sum”. La novela aparece como un género de la oscuridad, que registra el lado oscuro de la vida, la exploración de la parte negativa del ser. Es el género de la oscuridad, la exploración de lo negativo que recoge el lado negativo de la realidad. Don Quijote de la Mancha aparece en 1605 y en él, estos elementos con todas las exigencias de seguridad, con un personaje puro e idealista como Quijote, que pretende establecer la justicia en el mundo –algo idealizable- y a junto al quijote, Sancho Panza, su lado negativo, un hombre realista, interesado, que come, eructa y defeca. El Quijote no solo contiene toda la complejidad temática sino también la formal: su estructura es lineal y a la vez no lineal. Nace completa. Cervantes emplea la palabra “novella”, antes empleada para los relatos pastoriles. Escribió la Galatea, Persiles y Segismunda afirma: “yo soy el primero en escribir novelas de caballerías”.

A partir del Quijote, la novela presenta una nueva definición; por contraste: cumple con los preceptos aristotélicos; el hidalgo se encuentra en el siglo XVI y comienza a vivir en el siglo XIV; la primera parte de la novela presenta en su estructura: introducción, desarrollo y desenlace o conclusión. Luego,, aparece El Quijote de Avellaneda (la 2º parte) de la cual se desconoce su autor. Es una novela apócrifa y muy pobre cuando no se sabía aún quien era el autor. Posteriormente, Cervantes decide entonces, escribir la 2º parte del Quijote y ésta resultó ser superior a la primera. En esta parte se da continuación a la historia del Vizcaíno, que había quedado corta en la 1º parte contada por un árabe. Aquí comienza a introducirse una de las grandes potencias de la novela: el narrador, una modalidad del sigo XX; otro narrador (hay una escalinata de autores)t esta es la gran novedad de Cervantes. Detalles:
1. En la línea 10 del Cap. X de la 2º parte, observamos la hora de salida y los detalles del hoy: Don Quijote sale por la puerta falsa del corral: es la novela la que sale por el corral la hora de salida (detalles de hoy) en la novela.
2. Cervantes no permite que el personaje decida sino que el instinto del animal sea quien conduzca los pasos del Quijote.
3. El problema temático: cervantes va a desarrollar un personaje que es una elevación: Don Quijote, un personaje con los más grandes ideales, no come, no duerme, lee mucho, entre otros. Sancho sale a cumplir las funciones prácticas, las gástricas.

Para resolver el problema de la novela, Cervantes crea un nuevo elemento y construye su historia de Crisóstomo y Marcela: allí, ella elige su destino y él muere. Éste es un recurso nuevo: la liberación femenina: ella dice “no me caso con él”. De repente, Cervantes profundiza y toca otros temas: dentro de la novela don quijote se comienza a leer otra novela: la de El Curioso Impertinente; donde aborda el tema de lo oscuro, lo mórbido. Desde el punto de vista temático, esta obra está completa y desde el punto de vista de la estructura, aparece lo complejo: la novela dentro de la novela.

Por estas características, indistintamente del lugar al que se atribuya al origen de la novela, todos los estudiosos del género coinciden señalar a Miguel de Cervantes como el padre de la novela tal como hoy la entendemos. Don Quijote de la Mancha aparece como una obra que toca no solo lo cotidiano sino también, las oscuras profundidades del alma humana y en consecuencia, presenta muchos de los rasgos que definen la novela actual como el uso de la ironía, la perspectiva, la búsqueda de la verosimilitud y la estructuración de la novela en episodios, entre otros. Don Quijote es la primera gran novela: no excluye los temas; es clásica y es futuro.

LA VIOLENCIA EN CIEN AÑOS DE SOLEDAD



La violencia es una estrategia propia de la cultura de la dominación, en la cual se reproducen estructuras jerarquizadas donde un hombre o una mujer, ostenta el poder con una orientación intransigente, caracterizada por la agresión, amenaza u ofensa hacia los otros. Como fenómeno social es un problema de salud pública y de seguridad porque afecta la integridad física, psicológica y sexual de la familia y ciudadanos de una comunidad.
Esta situación se inicia históricamente, con el origen de la familia, cuando el hombre tuvo que incorporarse al trabajo de la tierra y la mujer fue relegada al ámbito de lo privado donde permaneció oculta y cosificada durante siglos. En esta realidad comprometedora, probablemente están metidas las manos de la iglesia, la universidad o de cualquier otra institución del estado creada con fines de dominación.
La violencia intrafamiliar como parte de la historia de los pueblos y su evolución cultural, se expresa en la literatura, como una evidencia de su paso por la vida. Muchos escritores latinoamericanos toman la realidad de sus países, de su vida y de su gente como fuente de inspiración para su creación literaria, que al final, se convierte en un retrato hablado de la evolución de su mundo, donde se mezclan los elementos maravillosos y los narrativos realistas. Tal es el caso de autores como Gabriel García Márquez, escritor colombiano, Premio Nóbel de Literatura en el año 1982 por la calidad de su narrativa, en la cual, de fluir lo fantástico y lo real para que se unan en una rica composición del mundo imaginario, con el propósito de mostrar la vida de un continente, su gente y sus conflictos.
El fruto de todos sus esfuerzos literarios, se expresa en la novela Cien años de soledad, publicada en 1975. El tema de la obra es la historia de la familia Buendía, fundadora del pueblo de Macondo, sus tristezas, sus dolores, sus amores e ilusiones durante 100 años al final de los cuales, se acaba la estirpe junto con el pueblo, arrasados por un huracán.
En la historia abundan los sucesos hiperbólicos dentro de una narración simultánea desde el punto de vista de diferentes personajes, a medida que se van traduciendo y leyendo los viejos manuscritos de Melquíades.
En la historia del pueblo de Macondo como en la de familia Buendía, también se presenta la violencia intrafamiliar, entendida como: agresión, amenaza u ofensa que menoscaba la integridad física, psicológica, sexual o patrimonial, ejercida sobre una mujer, un hombre o la familia, por los cónyuges, concubinos, ex cónyuges, ex concubinos o personas que hayan cohabitado, ascendientes, descendientes y parientes colaterales, consanguíneos o afines.
La violencia tiene mucho que ver con el papel de la mujer y el trato que ésta ha recibido por parte del marido, la familia y la sociedad. También con la posición que el hombre ha asumido frente a su historia. En el caso concreto de la novela que nos ocupa esta afirmación se evidencia en mujeres como Úrsula, quien se ve obligada a salir de su pueblo natal porque su marido había dado muerte a Prudencio Aguilar durante una pelea de gallos por su culpa y obligada a ceder ante los deseos del marido aún cuando el miedo la acose.
La primera relación de Úrsula con su marido, fue una especie de violación, un forcejeo de horas: “Durante la noche, forcejeaban varias horas con una ansiosa violencia que ya parecía un sustituto del acto de amor, hasta que la intuición popular olfateó que algo regular estaba ocurriendo, y soltó el rumor de que Úrsula seguía virgen un año después de casada, porque su marido era impotente. José Arcadio Buendía fue el ultimó que conoció el rumor” (p.24). Este primer contacto respondió más bien al orgullo que al amor por parte de Aureliano Buendía, quien recordaba las palabras de Prudencio Aguilar: “A ver si por fin ese gallo le hace el favor a tu mujer” (p.25)
En el acto mismo de esa noche, la violencia se escapa abiertamente, en la orden de mando y el trato que se da a la mujer: “…mientras se velaba el cadáver en la gallera, José Arcadio Buendía, entró en el dormitorio cuando su mujer se estaba poniendo el pantalón de castidad, blandiendo la lanza frente a ella, le ordenó quítate eso. Úrsula no puso en duda la decisión de su marido. Tú serás responsable de lo que pase, murmuró. José Arcadio Buendía clavó la lanza en el piso de tierra. - Si has de parir iguanas, criaremos iguanas – dijo - . Pero no habrá mas muerto en este pueblo por culpa tuya” (p.25). Claro, en nuestra cultura, el Dios que creó al mundo es hombre y creó a la mujer de una de sus costillas. Esta situación pareciera “hacerla dependiente del marido”. La mujer es la culpable de todos los males de la tierra.
Una vez, fundado el pueblo: “José Arcadio Buendía era una especie de patriarca juvenil, que daba instrucciones para la siembra y consejos para la crianza de niños y animales, y colaboraba con todos aún el trabajo físico, para la buena marcha de la comunidad” (p.14) Luego, se hizo indiferente frente a los hijos y la mujer: “Así fue siempre, ajeno a la existencia de sus hijos, en parte porque consideraba la infancia como un periodo de insuficiencia mental, y en parte porque siempre estaba demasiado absorto en sus propias especulaciones quiméricas” (p.20). Con frecuencia, Úrsula llamaba su atención: “Míralos como están abandonados a la buena de Dios, igual que los burros” (p.19).
La violencia también se expresa en mujeres como Pilar Ternera, violada por un hombre casado al que siempre esperó y jamás llegó: “Se llamaba Pilar Ternera. Arrastrada por su familia para separarla del hombre que la violo a los 14 años y siguió amándola hasta los 22, que nunca se decidió a hacer pública la situación porque era un hombre ajeno”(p.30). Pilar “Había perdido el habito de la ternura, pero conservaba intacta la locura del corazón” (p.30). En Santa Sofía de la Piedad, a quien pilar Ternera le pagó para que se acostara con su hijo sin éstas saber que ella era su madre y en consecuencia, también la deseaba: “Era virgen y tenía el nombre inverosímil de Santa Sofía de la Piedad. Pilar Ternera le había pagado 50 pesos, la mitad de sus ahorros de toda la vida, para que hiciera lo que estaba haciendo” (p.95). Los padres de Santa Sofía también habían aceptado dinero para vender a su hija: “Ella iba a la escuela a la hora de la siesta, con el consentimiento de sus padres, a quienes Pilar Ternera había pagado la otra mitad de sus ahorros.” (P.95).
Por otra parte, es importante acotar que la historia comenzó a escribirse con pluma masculina, pero la mujer siempre dominó al mundo desde un principio. Macondo fue creado por un hombre, pero Ursula tenía todo el poder sobre la casa, sus hijos y durante la guerra, sobre los soldados, a quienes apartaba para que la dejaran hablar con su hijo antes de que lo fusilaran.
En las estructuras sociales estratificadas, se excluye a la mujer y se le condena a la absoluta sumisión y dependencia del hombre, atada a la función reproductora y a la crianza de los hijos, sin participación en otros asuntos que eran competencia sólo del marido, impuesto como jefe de familia para luego, entrar en un estado de indiferencia total hasta su muerte, atado a los pies del castaño del patio. Su vida transcurrió: “Habiendo abandonado por completo las obligaciones domesticas, permaneció noches enteras en el patio vigilando el curso de los astros”
Siguiendo el curso de la historia, se observa que las mujeres son explotadas y sometidas a un sistema de vida insegura que las convertía en simple instrumento para la recolección al servicio del marido. Cuando los hombres hicieron alianza con otros de su familia para trabajar la tierra, la mujer se convirtió en un bien mueble para procrear y trabajar: Así, también “Úrsula y los niños se partían el espinazo en la huerta cuidando el plátano y la malanga, la yuca y el ñame, la auyama y la berenjena” y “Gracias a ella, los pisos de tierra golpeada, los muros de barro sin encalar, los rústicos muebles de maderas construidos por ellos mismos estaba siempre limpios, y los viejos arcones donde se guardaba, la ropas exhalaban un tibio olor de albahaca”. (p.15). También Santa Sofía de la Piedad es vendida por sus padres.
En el modelo patriarcal la mujer permanece cosificada y sumisa al hombre, es esclava, concubina, esposa y el hombre, su amo. Su vida y su conducta sexual eran restringidas. El hombre tenía derecho de propiedad sobre ella. De igual manera, José Arcadio Buendía tenía derecho sobre Úrsula, a quien manejaba a su atojo cuando le convenía convencerla según sus propósitos: en varias oportunidades, le arrebató sus ahorros para desarrollar sus proyectos de laboratorio: “Úrsula Iguarán, su mujer, que contaban con aquellos animales para ensanchar el desmedrado patrimonio domestico, no consiguió disuadirlo” (p.10)
Al verse despojada de su patrimonio, “Úrsula lloro de consternación. Aquel dinero formaba parte de un cofre de monedas de oro que su padre había acumulado en toda una vida de privaciones, y que ella había enterrado debajo de la cama en espera de una buena ocasión para invertirlas. José Arcadio Buendía no trató siquiera de consolarla, entregado por entero a sus experimentos tácticos con la abnegación de un científico” (p.10). Posteriormente, la historia se repetía y entonces: “José Arcadio Buendía cortejo a Úrsula durante varias semanas para que le permitiera desenterrar sus monedas, coloniales y aumentar las tantas veces como era posible subdividir el azogue. Úrsula cedió, como ocurriría siempre” (p.13). Una vez que el marido conseguía lo que buscaba, su actitud volvía a ser la misma. Cuando no salía como quería, se volvía agresivo: “Ante la protesta de su mujer, alarmada por tan peligrosa inventiva, estuvo a punto de incendiar la casa.” (p.11). Pero Úrsula no permanecía callada y protestaba:
En la novela, no siempre la violencia pasó en silencio. Úrsula también se levanta. Cuando Úrsula no podía contra los deseos del marido, buscaba apoyo en la comunidad: “Pero esta vez, Úrsula se anticipó a sus designios febriles. En una secreta en implacable labor de hormiguita predispuso a las mujeres de la aldea contra la veleidad de sus hombres, que ya empezaban a preparase para la mudanza” (p.18). Logró tener una influencia poderosa sobre las mujeres del pueblo: “Úrsula fue invencible a su clarividencia” (P.19).
También los hijos son abandonados a la suerte de los otros. De esta manera, encontramos a Amaranta, quien fue criada alejada del cariño de su madre, por una india. Compartió su niñez con Arcadio, hijo de José Arcadio y Pilar Ternera. De adulta, vivió amargada por el amor no correspondido de Pietro Crespi, quien eligió a su hermanastra, Rebeca. Nunca confió en nadie, y murió atormentada por el remordimiento y la pasión que sentía por su sobrino. Aureliano Babilonia, quien no conocía origen hasta el día de su muerte.
También el adulterio, aparece como el único amor real, ausente de odios pero castigado por la naturaleza. En la novela el adulterio lo comete Amaranta Úrsula, esposa de un flamenco llamado Gastón. Amaranta Úrsula se hizo amante de Aureliano Babilonia. Después de haber bebido, Aureliano Babilonia hizo el amor con su tía Amaranta Úrsula mientras en la habitación de al lado, se encontraba Gastón, quien no se dio cuenta de nada. De esta relación nace el niño con cola de cerdo que fue devorado por las hormigas.

PEDAGOGÍA PARA LA ATENCIÓN E INCLUSIÓN DE LA DIVERSIDAD A LAS AULAS DE LA ESCUELA REGULAR VENEZOLANA


Nuestras instituciones educativas deben convertirse en espacios de inclusión desde un enfoque pedagógico centrado en la diversidad para el disfrute de los derechos humanos en igualdad en condiciones, oportunidades y justicia social. La diversidad tiene presencia en todas las personas. En una escuela, en un salón de clases se manifiestan la heterogeneidad y la diversidad por cuanto en ella nos reunimos seres diferentes quienes compartimos como rasgo común: una misma naturaleza humana. Abordar la inclusión desde el enfoque de la diversidad implica investigar para comprender lo que significan las necesidades educativas especiales y la diversidad de razas, religiones, culturas, sociales, económicas y subjetivas, para su atención e inclusión a las aulas de la escuela regular.
También se requiere incorporar cambios para la transformación no solo de la escuela como institución sino también, de cada uno de quienes forman parte de ella. Nuestra responsabilidad como maestros en una escuela inclusiva es conocer y respetar la diversidad, formarnos para trabajar la inclusión de los estudiantes con necesidades educativas especiales al ámbito escolar, integrar a nuestro trabajo diario a las personas con necesidades educativas especiales, desarrollar proyectos educativos para su integración y sobre todo, incluir en ellos a las autoridades, docentes, familia, estudiantes y personal administrativo de la escuela.
Trabajar desde la pedagogía de la diversidad implica asumir un modelo educativo ecológico, desde donde las necesidades educativas especiales no son entendidas como un problema solo del estudiante sino un asunto que le compete a la escuela y a la sociedad en su conjunto. Desde esta mirada, todos estamos en la obligación de asumir el compromiso y la responsabilidad frente al problema y en consecuencia, trabajar juntos, familia, escuela y sociedad en general por la inclusión de las personas con necesidades educativas a la escuela regular venezolana.

IN MEMORIAN

MIS NIETOS: GRACIELA, JOSE ANTONIO Y SIMON ANTONIO

MIS NIETOS: GRACIELA, JOSE ANTONIO Y SIMON ANTONIO